30 sep. 2008

Preguntas


Los peruanos suelen hacer sus pequeñas entrevistas a los extranjeros que encuentran. A mí siempre me asombraba la facilidad con la que empezaban las conversaciones. En principio me facilitaba la comunicacion, me gustaba el interés que mostraban por mí, pero con el tiempo contestar siempre las mismas preguntas me cansaba. Incluso llegaron momentos cuando me deseperaba y me ponía antisociable. Mucha gente preguntaba pero poca buscaba a cambiar la imagen que tenía de mí. Pero a veces lograban a sorprenderme con sus preguntas. Sin darse cuenta me daban temas para pensar. Una vez un pescador me preguntó de qué más extrañaba de mi país viviendo fuera.

Hay momentos en los que a uno le parece extrañar todo. La gente. Los olores cotidianos que activan la memoria. La comida. Las canciones. Pero en realidad no es eso que se extraña.
Me di cuenta de que extrañaba ser la Dora que conocían mis padres, mis hermanos y amigos. La Dora en su contexto, con su trasfondo, con su historia. La que no tenía que explicar quién es y de donde venía. La que compartía la historia y el presente con los demás checos. La Dora que dominaba su lengua y la sentía. Extrañaba ser local, extrañaba sentirme en casa. Extrañaba de que me trataran igual y no como a la gringa que admiraban y despreciaban a la vez. Extrañaba que me quisieran no por ser diferente sino por ser parecida a ellos. Extrañaba ser común e invisible. Sentirme segura. Tener amigos entre los hombres. Poder sentarme sola en un bar sin que nadie molestara...

Pero entonces ¿qué es lo que extraño de mi hogar adoptivo cuando vuelvo a Checolandia? Pues... mi vida en Perú. Mi libertad. El hecho de vivir sin el peso de la memoria, de la familia, de las expectativas de la gente que me rodea. Extraño adaptarme, empezar desde cero. Extraño las amistades con aquellos que no necesitaban conocerme del todo para poder quererme. Y a los que se tomaron el trabajo de conocerme. Extraño sentirme parte sin haber crecido en las mismas condiciones, sin haber visto los mismos dibujos animados de chibola. Sentirme identificada a pesar de tener otra experiencia. A pesar de haber crecido en otro clima... Extraño las calles, los lugares, las costumbres, los sabores,las casas donde viví, todo lo que considero tan mío y aquí no tengo con quien compartirlo. Extraño el mar y el aire de la sierra... la chirimoya, los helados de lúcuma en la playa y un millon de cosas más.

Demasiada contradiccion? Sí, pues.

4 comentarios:

Alcides Velazco dijo...

Dora:
Escribes tan bien!, no sabes lo mucho que me divierto con tus textos, ahora que he leido "lo facil que es para nosotros los peruanos hacer preguntas a las gringas como tu" no se que preguntarte, talves se me ocurra algo.
Solo una cosa, no dejes de escribir!

Dora dijo...

A ver, pregunta! Tal vez sera tema de un post nuevo!

JozeLuiz dijo...

Hay una canción, en realidad pertenece al musical RENT:

*****************
525,600 minutos, 525,600 momentos tan queridos
525,600 minutos, ¿cómo se
mide, se mide un año?
¿en luces del dia, en anocheceres?
¿en medianoches y en tazas de cafe?
¿en pulgadas, en millas?
¿en risas y en penas?
¿cómo se mide, se mide un año?
¿como se mide un año en la vida de amigos?
********************

Un año está formado de un monton de cosas chiquititas que se juntan casi sin que nadie se de cuenta. Es más o menos que no se puede medir un año en nada, igual que no se puede explicar exactamente porque uno tiene amigos tan buenos, tan cercanos. Es imposible. Puedes señalar algunos rasgos que sí, son importantes, pero no son la RAZÓN de tu amistad. Es igual con el amor. No se puede explicar exactamente POR QUÉ amas a alguien. Simplemente amas. Simplemente quieres a tus amigos. Simplemente el año pasa, y pasa de la putamadre, pero al fin no te quedas con nada en especial que explique POR QUÉ fue tan de la putamadre. Simplemente fue de la putamadre. Y es asi. Y no se puede explicar a nadie más, nadie que no estuvo. Simplemente es así pues.

es que sabes que ocurre Dora, que hay procesos lentos de los cuáles es imposible darse cuenta, uno empieza a adaptarse tan rápido y se mimetiza tan rápido, que no nos damos cuenta, y todo avanza tan profundo y tan lento que antes que nos demos cuenta ya con-construimos todo, construimos una nueva realidad y esa nueva realidad nos construye, algunas veces en procesos además irreversibles.

Marco Antonio Meneses dijo...

Estimada amiga, soy un docente chileno, creo que eres una artista total, no solo dibujas la realidad que observas, sino además relatas con sentimiento y emoción, lei tus líneas, sintiendo las diversas emociones que viviste en Lima. Te dejaré un blogger de mi autoria para que lo visites y observes mi propia realidad.http://www.colegiossbatuco.blogspot.com/
Espero tener una amistad contigo, y conocer más de tu propia realidad en tu país natal, si lo deseas me puedes escribir a docentemeneses@gmail.com, te quedaría agradecido si me enviaras un correo para tomar contacto contigo.