6 nov. 2009

Acerca del trabajo

Para ir de mi casa al supermercado camino unas cuatro, cinco cuadras. Encuentro a varios guachimanes por el camino. La mayoría ya me conoce y me saluda. En la casa vecina hay dos, uno del día y otro de noche. En la esquina hay otro, en Saenz Peña hay por lo menos cuatro. En la siguiente cuadra hay uno mas y de vuelta por el malecón hay otros cuidando los edificios con la vista al mar. Son unos hombres jovenes y fuertes, y lo único que hacen es que estén todos los días o noches parados en la calle sin hacer nada. No quiero decir que fuera un trabajo facil, es duro aguantar el frío y no dormirse en la noche. Pero debe ser tambien terriblemente aburrido. Me pregunto que tanta satisfacción les puede traer. Se sienten realizados en sus vidas o les basta con que tengan un trabajo estable para poder mantener sus familias? Cuantos hombres así desperdician la energía para supuestamente proteger el sueño y propiedades de otros? Cuanta seguridad nos brinda un solo hombre semidormido? Y hay realmente tanto peligro para que sea necesario todo esto?

Pienso que preferiría hacer cualquier otra cosa. Fabricar o cultivar algo, aprender algun oficio. Cocinar. Limpiar. Cuidar niños. Manejar un taxi. No sé, simplemente hacer algo y no solo estar parada en una esquina. Sé que no es facil encontrar un trabajo bueno sin calificación alguna. O incluso con ella. Me parece que en el Perú hay un desprecio hacía el trabajo manual. Antes de graduarme he trabajado en diferentes áreas. Siempre han sido unos trabajos temporales para poder pagar mis gastos durante los estudios. Es una cosa bastante común en la República Checa. La educación es gratis, pero los estudiantes trabajan para pagar sus alquileres y todo lo demás. Algunos trabajan solo en verano, otros todo el año. Yo he trabajado de mesera, de mucama, de niñera, limpiando, lavando ventanas, y también en construcción y en agricultura (cosechando papas, tomates o manzanas). Algunos de los trabajos me han gustado mas, otros menos, pero considero importante tener la experiencia. Quizás fue igual de importante como haber estudiado, porque puedo imaginar que tan difícil podría ser mi vida sin haberlo hecho y así valorar el trabajo de la gente que no ha tenido la misma suerte que yo.

En el Perú las cosas son diferentes. Hay gente de los que se espera que hagan los trabajos manuales, y hay otros, que simplemente no los harían. Hay gentes que viven sus vidas rodeados de personas, que les ayudan a vivirlas. Estaría bien si para esta gente el ayudar a los otros sería solo un trabajo. Porque el trabajo, según como yo lo entiendo, es algo que nos gusta hacer o nos da medios para vivir. Idealmente son las dos cosas a la vez. Pero, para que le sirve la plata que gana a una empleada "cama adentro", si no para vivir su propia vida? Qué es lo que gana, que es lo que aprende? Quizás puede comprarse ropa, puede tener su televisor, puede salir de noche con sus amigas. Pero le da tiempo para tener un novio? Gana lo suficiente como para estudiar una carrera si bien tuviera tiempo para su turno de noche? Que es lo que aprende sobre el mundo y que es lo que podrá enseñar a sus hijos?

Y que es lo que aprende un niño, que pasa todo el día con una niñera? Va pensar que es una cosa normal que una mujer que no sea su madre le dedique su vida entera, sin tener derecho alguno de ser tratada como la madre. Su trabajo es darle todo su cariño sin poder recibir el amor correspondiente del niño. Esa no es una relación sana para ninguno de los participantes. Pienso que está bien ser una madre trabajadora, está bien pagar a una persona que cuide mi hijo mientras yo no puedo estar, pero no le puedo pedir a nadie que no tenga su propia vida y que la dedique a mí o a mi hijo. Para que sirve tener hijos y no poder estar con ellos?

No me haría feliz limpiar una casa sin tener la posibilidad de limpiar tambien la mía. Me haría muy triste criar un niño que nunca me llamara mamá. Y tampoco me imagino vivir al lado de alguien sin compartir mi vida con él, saber, que aunque tenga la misma edad que mis hijos, vive en un cuarto de 4 m cuadrados al lado de la cocina. No me gustaría que mis hijos crecieran en un ambiente así, que se acostumbraran de ello. No me parece bien no aprender a limpiar lo que ensucio y no saber preparar nada de lo que como. No.

Tal vez habría mas seguridad si los guardiánes pasaran las noches en sus casas. Habría mucho menos niños infelices si las madres estuvieran con sus hijos. Las empleadas no deben hacerme un favor trabajando para mí, ni yo a ella dándole ese trabajo. Debería ser un servicio como cualquiera, un trabajo que a ella le permita tener su propia cama "afuera". Todos deberían tener su propia vida tal como pueden hacerla. Sería mejor si el trabajo solo fuera trabajo y no el destino.

4 comentarios:

MariCarmen dijo...

justo leíamos hace poco en una clase a Amartya Sen y de la capacidad de agencia q debíeramos tener en nuestras vidas para así poder tomar aquellas decisiones que nos hagan más felices... pero qué difícil es realmente lograr esto en un país con tantas diferencias sociales (e impedimentos reales) como el nuestro y seleccionar dentro de un amplio rango de opciones... peor aún cuando el guachimán tiene probablemente una familia q mantener y debe pensar en lo inmediato (un trabajo q reditúe) antes q su propia realización...
sábes? yo trabajo en investigación de mercado y una de las cosas q me llamó la atención hace poco, en focus group, fue q unas señoras de sectores bajos décían q uno de los momentos q (a pesar de lo tedioso q pudiera parecer) con todo, disfrutaban, era hacer un trayecto bus... varias aprovechaban ese lapso para despejarse de sus problemas y penurias cotidianos, "siendo" un poquito... aunq sea sólo en la soledad de sus sueños en el micro...

Anónimo dijo...

Todo lo que dices es cierto. Servir al otro no es problema siempre y cuando se tenga una vida propia a la que regresar pero ese no es el caso de mucha gente que depende de afectos precarios y que no suelen ser reconocidos. Lo del trabajo manual también es cierto. Desgraciadamente todo tiene su explicación pues acaso mandarías tu a un hijo a trabajar a tiempo completo a un lugar donde gane solo 500 soles y donde puede ser maltratado. Pero también es cierto que pese a todo se entretejen afectos clandestinos entre los que sirven y los que son servidos.

Dora dijo...

Yo sé que la cosa no es así de simple. Y tambien sé que la misma gente no puede solucionar nada, que tiene que adaptarse a las condiciones que hay para poder sobrevivir. Y justo eso es lo que me da cólera, que hay tanto potencial y que no puede ser aprovechado porque no hay condiciones para que se pueda hacer.

Anónimo dijo...

El tema del trabajo es siempre susceptible cuando se trata de ser sensible frente a la labor de personas sencillas y vulnerables de la pues sufren indiferencia y desconocimiento de su esencia, son sujetos de derecho, derecho a su integridad.
Buena presentación.
AnaTeresa